Tres intentos de catarsis

– Newsletter #4 –

Este envío de viernes tendrá tres etapas, como tres movimientos. No será una ópera sino apenas una sonatina. Me gusta terminar mal los viernes, y que de esa destrucción en miniatura sobreviva una brasa, un resto brillante al que alimentar. (Siendo honestos, la catarsis 1 y 2 son excusas para esconder el tesoro a plena luz del día).

Catarsis Fase 1: las guerras del futuro

Hoy no estreno episodio pero estreno bonus track. O en realidad no estreno nada porque ya está subido hace un tiempo a YouTube pero nunca lo compartí y ahora sí. En conclusión, estreno presentación de capítulo ya estrenado: saco hacia afuera lo que estaba oculto. Y le digo Bonus Track porque es parte de la entrevista que hice con Fabián Calle para el episodio uno, pero en este caso hablo sobre cómo serán las guerras del futuro. Tecnologías inverosímiles puestas en práctica hoy, inteligencia articial eligiendo objetivos militares en lugar de los humanos, y ranking mundial en la carrera del armamento nuclear. 

Si quieren verlo, click en la imagen aquí debajo:

Catarsis Fase 2: las guerras del pasado

Es curioso que en nuestro país la forma de consagración de los periodistas es tener su propia editorial en la televisión: un momento en el que dicen lo que piensan con toda solemnidad y con la convicción de que es relevante.

Gustavo Sylvestre hace rato tiene ese espacio y ayer hizo una editorial en su programa de C5N hablando de la barbaridad que dijo Duhalde. El problema es que por algún motivo se desvió del ex presidente y terminó diciéndole a las Fuerzas Armadas: “Cuando tuvieron que ir a defender la Patria, que era su tarea, perdieron la guerra de forma cobarde”.

Pocos minutos después le llegó un mensaje de Martín Balza -veterano de Malvinas y ex Jefe del Estado Mayor Conjunto durante el gobierno de Menem-, y Sylvestre reculó un poco y aclaró que se refería a la cúpula militar, que no estaba hablando de los soldados. Pero son los soldados quienes fueron a defender la patria, y muchos dieron su vida. Y perdieron, sí, pero honrosamente. Mi padre fue uno de esos “perdedores”, por eso hago esta seudo editorial en contra de esa otra editorial. 

Y me pregunto, ya que estamos: si el estilo de las columnas de Sylvestre es esa cosa encendida que puede apilar palabras por error y cargarse en un segundo la memoria de nuestros héroes, ¿su función no es meramente inf(l)amatoria? 

Catarsis Fase 3: la guerra del presente

A ella no le gustaba mi manera de hacer periodismo. No le gustaba mi necesidad de buscar un público. No le gustaba que la exposición del trabajo fuera parte del trabajo. A ella no le gustaban algunas palabras que siempre uso: acaso, siquiera, prolegómeno. Palabras que me hacen feliz pero ella consideraba que las pongo ahí para hacerme el escritor, porque todo lo construido es falso. A ella no le gustaba mi ambición, no le gustaba que estoy prácticamente todo el día pensando en qué hacer. A mí eso tampoco me gusta, pero me es inevitable. De vez en cuando alguien me alcanza un rivotril y la vida se pone más amable pero menos verdadera: yo, con todo el martirio que eso supone, soy uno que está todo el día pensando en qué hacer. Y eso a ella no le gustaba. Pero sí le gustaba que camino como pato, o que soy atento casi al nivel de la obsesión. 

Le gustaba el esfuerzo que hago por hacer convivir lo caballeresco y lo antimachista, por dejar mis ideas al servicio de mi forma de querer. Algunas otras cosas también, muchas inesperadas. Pero al final pesó más lo que no. Y acá, hoy, estoy haciendo periodismo de esta confesión. O acaso esté haciendo solo un poco de catarsis fase tres. No sé qué pensará de un texto como este, pero ya no importa. Ahora, sin nadie a quien gustarle, me puse a pensar en otras cosas. Tengo ganas de irme de cobertura a Rosario o a Córdoba. Tal vez haga bien en perseguir otros incendios.

Suscribite al newsletter

Recibí el envío semanal de UnderPeriodismo de manera gratuita.

Sumate a la Sociedad UP y ayudanos a seguir haciendo periodismo

Podés hacer un aporte único a través de   

Suscripción mensual

$200/mes
  • Third Feature

Suscripción mensual

$500/mes
  • Third Feature

Suscripción mensual

$1000/mes
  • Third Feature
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *